Diario La Verdad

publicidad

Diosa Canales, en cuerpo y alma

Caren Áñez Valbuena / Maracaibo / cganez@laverdad.com
La vedette venezolana presenta su nuevo sencillo musical que invita a bailar al público. El género de cumbia electrónica fue el escogido por la cantante en un tema con letras apasionadas y eróticas, muy similares a ella  

Diosa Canales regresa a la música con su nuevo sencillo En cuerpo y alma (Foto: Archivo)

La polémica vedette Diosa Canales está de vuelta en el plano artístico con un nuevo tema de la pluma del cantautor  Yigal Di Clementi y bajo la producción Raziel. Canales lanza un nuevo sencillo titulado En cuerpo y alma, "lleno de pasión y erotismo", en el género de cumbia electrónica.

La bomba sexi venezolana cuenta con la participación del ingeniero de sonido Ramsés Alegría, junto a los cantantes Carlos, de 180 Grados, e Isa Danner, quienes dieron vida al tema. La cantante presentó el lunes su sencillo.

Canales aseguró en el diario El Nacional que lo más difícil de su carrera ha sido cantar, el baile se le da más fácil. “Nunca he tomado clases, he aprendido viendo videos. Soy artista integral; bailo, canto, soy cómica, me desnudo, qué más quieren”.

El fallecido productor Ricardo Peña fue quien la descubrió y le dijo que podía ser una “bomba sexi”. Explicó que disfruta de su carrera y cuando ella se retire será cuando otras vedettes peguen; “mientras tanto no”.

La vedette venezolana Diosa Canales presentó oficialmente la canción, que está disponible gratuitamente para su descarga a través de Internet. Después del lanzamiento ante la prensa venezolana escribió en su cuenta de Twitter  @canalesdiosa: "Ya puedes descargar Mi Hit Mundial #EnCuerpoYAlma. Todos A Bailar”.

Los seguidores de Canales rápidamente se volcaron en las redes sociales para comentarle sobre su trabajo musical, que mezcla tonos de pop, reggaeton, cumbia e incluye algunos guiños al género tribal.

Diosa teatral

En relación con su obra de teatro  Pecadora, perdón que sea tan Diosa, los textos son del productor de teatro Enrique Salas. Canales, de la mano de Adrián Matos, ideó un stand up comedy en el que la actriz personificará a Rachell, una prostituta que decide confesar los motivos por los cuales cayó varias veces en las redes del amor, así sea un amor equivocado o motivado por un interés personal y hasta económico.

La pieza se estrenará en abril del próximo año. “Cambiamos su estreno porque la promoción musical en México y Venezuela me ha quitado tiempo. No tengo que estudiar parlamentos, soy yo, es mi vida, el día a día. En la obra van a ver la realidad de Diosa Canales”.

La obra promete ser una puesta en escena divertida, audaz y un atrevido espectáculo donde el público juzgará a este controversial personaje condenándolo al infierno o absolviéndolo de toda culpa.

Más noticias

  • Anuncian fecha de la elección del nuevo Míster Venezuela 

    12:00am

    También informó que Sergio Di Francesco, será el encargado de realizar las fotografías oficiales de los candidatos, como lo hizo en la pasada edición y que se están apoyando en varios diseñadores nacionales, para los diferentes outfit, que lucirán durante el programa, así como en las actividades previas a la noche final del concurso

  • Adrián y Slicker comparten con su fanaticada

    12:00am

      Adrián y Slicker acaban de llegar de Colombia, donde grabaron el videoclip de su más reciente tema Quién iba a decir. Además de visitar importantes medios de comunicación del vecino país. Ambos están listos para estrenar un nuevo proyecto junto a un artista internacional, del cual informarán en las próximas semanas

  • “No me he ido de Venezuela, ni me iré”

    12:00am

      Rafael “Pollo” Brito compartió con los medios de comunicación de la ciudad para dar a conocer sus proyectos. El cantante actuará el martes en la ciudad. Conoció al pequeño Pablito, un niño zuliano de 11 años que toca el cuatro

Comentarios
© 2015, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com o noticias@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama