Chyno revela que la Covid-19 le despertó una neuropatía periférica

Agencias / [email protected]
Desde finales de octubre el artista venezolano, Chyno Mirando empezó a sentir dolores musculares, actualmente ya esta 90% recuperado

Foto: Agencias

En entrevista exclusiva con People en Español, contó que fue a finales de octubre cuando los calambres, los fortísimos dolores musculares y la falta de oxígeno lo llevaron de emergencia ante el médico.

“Empecé a sentir molestias en los dedos de los pies, luego un hormigueo”, cuenta el venezolano de 36 años, quien caminando hacia su coche junto a su esposa dejó de sentir las extremidades inferiores y tuvo que buscar un lugar para sentarse. “Empecé a sentir entumecimiento y dolores fuertes en mis piernas”.

El cantante confesó a la publicación que al recibir el diagnóstico y verse en una cama su pensamiento fue: “Se me acabó mi carrera artística”.

Chyno, dice People, logró dejar su silla de ruedas y recuperó algunos kilos. “Ya hoy camina mucho mejor. Está casi al 90 %. Los dolores están bajando”, cuenta su esposa, quien agrega: “Hoy, gracias a Dios te puedo decir que tengo a un esposo diferente al que vi tres meses atrás”.

“Pensé que terminaría mi carrera”

El diagnóstico fue devastador, el “Covid-19 desencadenó un compromiso en el sistema nervioso que se convirtió en una neuropatía periférica”, contó el cantante cuyo nombre de pila es Jesús Alberto Miranda.

Habló sobre la condición en que nervios dañados pueden causar, entre otros malestares, debilidad, entumecimiento y dolor, generalmente en las manos y los pies. 

“Imagínate, en una cama, sin caminar, lo primero que pensé fue, se me acabó mi carrera artística”.

El Chyno dijo que la condición no era hereditaria, “le puede pasar a cualquier persona”.

Sus terapias consisten en ejercicios de coordinación y equilibrio, ejercicios de pesas y electroestimulación. Debe mantenerse en movimiento y activo.

"Mejorando cada día"

En cuanto a su evolución afirmó, “súper bien. A pesar que es un proceso lento, voy mejorando cada día”.

En cuanto al médico, “me dice que tengo que tener paciencia porque el proceso de recuperación es lento, pero que se ha sorprendido con la evolución que he tenido”.

A finales de octubre, siete meses después de haber superado la enfermedad del coronavirus que le provocó dolores musculares extremos y falta de oxígeno, Chyno Miranda percibió que algo no estaba bien en su cuerpo.

 “Empecé a sentir molestias en los dedos de los pies, luego un hormigueo”, cuenta el venezolano de 36 años, quien caminando hacia su coche junto a su esposa Natasha Araos dejó de sentir las extremidades inferiores y tuvo que buscar un lugar para sentarse. “Empecé a sentir entumecimiento y dolores fuertes en mis piernas”.

“Cuando decidimos meterlo al hospital ya no podía moverse, se me cayó de la cama”, recuerda consternada Araos, “Cuando le dio el calambre en las piernas fue tan fuerte que se volteó de la cama y se cayó y fue cuando dije: ‘Esto tiene que pasar a manos de profesionales’”.

“Me dije a mí misma: ‘Bueno Natasha, no podemos hacer nada, ya sucedió, ya lo tiene, ahora el gran trabajo que tienes es tuyo para fortalecer a tu esposo’”, cuenta la venezolana a quien los primeros días le prohibieron la entrada al hospital debido a la pandemia, pero posteriormente logró ver a su marido cada tercer día y hasta logró que su hijo viera a su papi al otro lado de una ventana.

El galeno colombiano Carlos Ramírez-Mejía, del hospital Baptist en Miami, que no ha tratado al cantante, explica que con terapias y una excelente nutrición pacientes que han padecido esta enfermedad se pueden recuperar. 

“Con el coronavirus, la neuropatía es una de las cosas que pueden pasar; generalmente es una complicación que se puede ver muy cerca al cuadro agudo, pero puede suceder a largo plazo”, explica. “En algunos casos, la mejoría puede ser dramática. En otros puede haber una mejoría intermedia y hay personas que no se recuperan al 100 por ciento”.

Se refirió a su rutina diaria, “Me paro temprano, trato de ayudarle a Natasha en los quehaceres del hogar y con el bebé, jugar, amar y besar a mi bebé y después comienzo mi terapia. En familia jugamos juegos de mesa, compartimos y vemos televisión”, relató.

En cuanto a su hijo, dijo, “Está muy bien, creciendo y haciendo cosas nuevas todos los días. Es un niño muy dulce y feliz. Es mi motor; a mi parecer Lucca es la mezcla perfecta de ambos. Aunque sí, es igualito a mí”, expresó.

“Agradezco todo lo que estoy pasando porque creo que en parte es un plan maestro de Dios para mí, para mi propia evolución. A mis fans, gracias por sus buenas energías y por sus mensajes y por tanto cariño que demostraron en todas partes”, enfatizó el cantante.

“Mi mensaje es que nunca olviden como dice mi tatuaje en el brazo, siempre saldrá el sol. No importa la situación que estés pasando, lo que debes saber es que siempre hay esperanza”, dijo finalmente.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/diariolaverdad y dale click a +Unirme. Además, sigue nuestro perfil en Instagram @diariolaverdad y Facebook  y Twitter @laverdadweb.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: [email protected] , [email protected] o [email protected]
Desarrollado por Miguel Guadarrama