publicidad

Artistas y el pueblo zuliano le dan una Ofrenda de Amor a la Chinita

María José González / Maracaibo / diariolaverdadweb@gmail.com
El gran concierto benéfico Ofrenda de Amor 2018 se realizó por tercera vez en el Palacio de Eventos de Maracaibo, organizado por la parroquia eclesiástica Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Juan de Dios, con el fin de recaudar fondos para sus obras sociales y las venideras fiestas patronales de la Chinita

(Fotos: Lizaura Noriega)

Desde las 9.00 de la noche inició el esperado concierto de todos los feligreses chiquinquireños Ofrenda de amor 2018, por tercera ocasión artistas regionales y nacionales se dieron cita en el Palacio de los Eventos de Maracaibo para colaborar con las acciones sociales del santuario Mariano Arquidiocesano Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá y San Juan de Dios.

La animación estuvo a cargo de la periodista zuliana Elianta Quintero y Carmen Elena Arrieta.

Los primeros en montarse en el escenario fue el caraqueño Abraham “Kobi” Cantillo en compañía de Jerry Di. Dentro de su repertorio interpretaron los temas Perfecta y Llegó el camaleón.

La cantante zuliana Annybell, subió en representación de las mujeres, agradeció a la Basílica por la invitación. “Gracias por dejarme estar aquí y poder cantar en honor a La Chinita”. La joven interpretó sus temas Follow me, Good Vibes, Muévete como las olas y Ahora me toca a mí.

Lo juvenil vino por parte de JuanFe, quien con su ritmo salsero y full energía llenó de emoción y alegría el recinto, con temas recordados como los de Salserín, De sol a sol y el de su propia autoría junto a Jonathan Moly, Cómo saber.

Las palabras: “Hoy cantaré un popurrí de gaitas, espero se las sepan y  me acompañen”, dieron inicio a un corto repertorio que tocó el corazón de los presentes al ritmo de la gaita zuliana. Sagrada Dama de El Saladillo y No tengo cómo pagarle, fueron algunos de los temas interpretados por el joven de 12 años.

La Melodía Perfecta aportó su talento y puso a bailar a todos al ritmo de sus más grandes éxitos, para luego darle paso en la tarima a Juan Miguel y Eduard “Crazy Boy”, quienes interpretaron los temas Baila y Zoom zoom.

La gaita no podía faltar en una noche dedicada La Patrona. Los Chiquinquireños dijeron presente en el escenario a las 2.00 de la madrugada, para no solo cantarle a La Virgen, sino que aprovecharon la ocasión para celebrar junto al público zuliano sus 20 años de trayectoria y la Basílica en agradecimiento mostró un visual de 15 minutos donde exalta el recorrido del grupo y las diferentes figuras del género tradicional que pertenecen a la agrupación, como lo son Jairo Gil, Endri Méndez, Luis Ángel Aguirre, Omar Paz, Betulio Medina, Argenis Sánchez, Alvis Reyes, Rafael “el Pollo” Brito, Humberto Sánchez, Nelson “El Ayayero” Romero, Ramiro Parra y Ricardo Cepeda.

Durante la presentación del documental se exaltó el nombre del parroquiano Astolfo Romero como uno de los gaiteros que expresaron gran amor por Chiquinquirá. Como regalo, la Basílica en la voz de su párroco Nedward Andrade entregó un reconocimiento al grupo gaitero. “Sus gaitas son piedras preciosas que elevan cantos, que se convierten en oraciones, en nombre de la Parroquia San Juan de Dios, designamos a Los Chiquinquireños como Corona Musical de Nuestra Señora de Chiquinquirá”, expresó el párroco.

La Sociedad Religiosa Servidores de María designó a Los Chiquinquireños como Servidores de María de Honor, por hacer vida en la parroquia, por resaltar su aspecto cultural y porque desde su fundación donan su talento a la iglesia.

Para cerrar con broche de oro, la súper banda de Venezuela, Guaco interpretó sus grandes éxitos y nuevamente alzaron sus voces para decir “Virgen de Chiquinquirá vos sois una China Guaquera” y extendieron la invitación para que la propia réplica fuese llevada al escenario y los acompañase.

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama