publicidad

Niegan visa a Isabel Pantoja presuntamente por antecedentes

Redacción Arte&Ocio / Maracaibo / noticias@laverdad.com
La cantante española le fue negada la visa de EEUU en una segunda revisión de papeleo debido a su pasada condena por el caso de blanqueo, así que debió posponer sus conciertos en Miami y San Juan de Puerto Rico 

La actriz tendrá que reprogramar sus shows pautados en Estados Unidos y Puerto Rico. (Foto: Agencia)

La condena por el ‘caso Blanqueo’ sigue pasándole factura a Isabel Pantoja. Esa es la razón más plausible por la que la embajada de EEUU en España le negó el visado en una segunda revisión del papeleo presentado por los representantes de la artista. Y es que entre las preguntas obligatorias que un español debe responder para obtener el visado ESTA (turismo y negocios), con validez de 90 días, está la siguiente: “¿Alguna vez has sido arrestado o condenado por un delito que causara serios daños a la propiedad, a otra persona o a alguna autoridad del gobierno?”.

El pasado jueves, su discográfica comunicaba a los medios la suspensión del concierto: “Las promotoras Loud And Live Inc y 5 Stars Entertainment LLC. Se ven en la obligación de posponer los conciertos de Isabel Pantoja previstos para este mes de febrero en Miami y San Juan de Puerto Rico, debido al visado de la artista, concedido en primera instancia por la Embajada norteamericana pero denegado días atrás en una segunda revisión”. Ambas empresas aseguraban a los fans de la artista que los conciertos serían reprogramados a la mayor brevedad.

La cantante fue condenada a dos años de prisión y al pago de una multa de un millón 147 mil 149 euros por un delito de blanqueo de capitales. La pena se extinguió el pasado 28 de octubre de 2016 y no será hasta el 28 de octubre de 2019 en que sean cancelados sus antecedentes.

 

 

Más noticias

Comentarios
© 2017, Diario La Verdad. Maracaibo. Venezuela C.A. RIF J-30540623-5. Términos Legales. Contáctenos via: web@laverdad.com , noticias@laverdad.com o ventas@laverdad.com
Desarrollado por Miguel Guadarrama